Juzgado de Familia de Iquique monitorea situación de niños migrantes en albergue de playa Lobito

Iquique 23 de febrero de 2022 Por Editor
La jueza presidente del tribunal, Patricia Seguel Muñoz, informó que el objetivo del encuentro fue conocer la actual situación del refugio temporal ubicado en dicho sector, ante el flujo migratorio presente en la región.
E59BBF9E-4AB6-4DFE-8AED-8CF3472A8444

El Juzgado de Familia de Iquique se reunió con Carabineros y organizaciones internacionales, con el fin de mantener y reforzar el monitoreo de la situación de los niños, niñas y adolescentes migrantes y sus familias, que se encuentran en el albergue levantado en el sector de la playa Lobito.

La jueza presidente del tribunal, Patricia Seguel Muñoz, informó que el objetivo del encuentro fue conocer la actual situación del refugio temporal ubicado en dicho sector, ante el flujo migratorio presente en la región.

“El objetivo es mantener un trabajo de coordinación que está establecido desde hace tiempo con el tribunal y las instituciones internacionales, el delegado presidencial y Carabineros, con miras a establecer un refugio que cuente con estándares mínimos de garantía y respeto de los derechos humanos de las personas migrantes y en especial de los niños, niñas y adolescentes en dicha condición”, afirmó la magistrada.

En la reunión se abordaron diversas temáticas como el acceso a la alimentación, salud, condiciones de habitabilidad y el apoyo facilitado por las organizaciones, acordando desarrollar a lo menos una reunión mensual para revisar avances y eventuales problemáticas.

La magistrada Seguel Muñoz recordó que durante lo que va del año, el tribunal y el comité de jueces han estado trabajando en la elaboración de estándares mínimos que deben tener los albergues que reciben población migrante, refugiada y/o solicitante de asilo.

“El objetivo es poder contribuir con que estos espacios reúnan ciertas condiciones mínimas que aseguren el respeto, garantía y protección de los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes y sus familias que por distintas razones deban acceder a estos lugares”, dijo.

“La idea es que sirvan de orientación, apoyo, guía para todas las personas que están trabajando en este refugio y que obviamente generen un mejor trabajo con los niños, niñas y adolescentes en condición irregular”, agregó.

En la reunión participaron representantes de Carabineros, Servicio Jesuita Migrante, OIM, ACNUR, Unicef, Defensoría de la Niñez, Delegación Presidencial y Carabineros.

Te puede interesar