Cuenta pública UNAP abordó mejoras, futuro y cómo logró revertir déficit heredado de gestión anterior

Iquique 01 de diciembre de 2022 Por Editor
En el contexto del 38° aniversario de la institución, el rector Alberto Martínez destacó que la Universidad Arturo Prat (UNAP) avanza hacia el desarrollo y excelencia gracias a la labor conjunta de la comunidad académica: estudiantes, docentes, funcionarias y funcionarios.
2

“Este es el resultado de lo que la Institución en su conjunto ha logrado desarrollar (…) es producto de lo que ustedes han hecho” dijo el rector de la Universidad Arturo Prat (UNAP), Alberto Martínez Quezada, en referencia a los principales logros de la UNAP detallados durante su Cuenta Pública de Gestión 2022. La actividad fue realizada en el Aula Magna en Iquique, en el contexto de la ceremonia del 38° aniversario de la Casa de Estudios, y contó con la participación de toda la comunidad universitaria, de manera presencial en Tarapacá, y vía online en las otras cuatro regiones donde está presente: Arica, Antofagasta, Metropolitana y Araucanía. 

Durante el evento anual, el rector Alberto Martínez centró su exposición en los principales avances en gestión institucional, docencia de pregrado, equidad de género y diversidad, investigación, vinculación con el medio y también se refirió a desafíos futuros. Así, resaltó mejoras de la universidad para ser más desarrollada y de mayor excelencia. En especial, sus avances en investigación y la reciente acreditación avanzada de nivel superior por 5 años, lograda en las áreas de Gestión Institucional, Docencia de Pregrado y Vinculación con el Medio, y que fue otorgada por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA-Chile). 

La ceremonia contó con la presencia de directivas y directivos académicos; el presidente del Consorcio de Universidades del Estado de Chile (CUECH), Osvaldo Corrales; el presidente de la Red Universitaria Nacional (REUNA) José Palacios; junto a autoridades, sus representantes regionales y medios de comunicación.  

“Quiero dedicar esta cuenta de gestión a la comunidad universitaria: estudiantes, administrativas, administrativos, académicos y académicos; porque este es el resultado de lo que la Universidad en su conjunto ha logrado desarrollar”, señaló la autoridad educacional. Y enfatizó el esfuerzo de toda la UNAP para superar el déficit financiero heredado de la anterior gestión, lo que motivó una reestructuración económica. 

“Es importante destacar el esfuerzo que ha hecho la institución. Quizás las cifras cueste dimensionarlas, pero el primer año de gestión, producto de la austeridad, nosotros fuimos capaces de ahorrar 7 mil millones de pesos. Y el segundo año 4 mil millones de pesos”, sostuvo el rector. 

“Si esta universidad no tuviera pasivos o endeudamiento, podría estar absolutamente tranquila. Pero la realidad es otra y tenemos que seguir trabajando como universidad resiliente”, señaló. 

Asimismo, enfatizó que la UNAP está abocada a desarrollar un plan de acción que modernizará sus procesos, para desburocratizarlos y generar una gestión más ágil. 

 ZONAS EXTREMAS 

El presidente del CUECH, Osvaldo Corrales, junto con felicitar a la Universidad Arturo Prat por sus logros, valoró la labor y realidad de las instituciones de zonas extremas.  

 “Como Consorcio de Universidades del Estado, hemos manifestado que la política pública debería reconocer —y así esperamos que sea en el futuro—, la especificidad de la misión que tienen las universidades estatales, que por definición tienen una misión completamente diferente a la de nuestras homólogas del sector privado (…) Hacer universidad en una zona extrema es muchísimo más complejo y muchísimo más difícil (…) La Universidad Arturo Prat y otras de zonas extremas aportan a la integración territorial de nuestro país, hacen soberanía y aportan de un modo que otras no, al desarrollo local y nacional. Y eso debería ser reconocido mediante programas específicos de apoyo en reconocimiento al aporte tan extrordinario de estas instituciones regionales”, dijo la autoridad del CUECH. 

PROYECTOS 

El rector Alberto Martínez también expresó que el actual sistema de información y análisis institucional implementado en la UNAP constituye una fortaleza de la Casa de Estudios, permitiendo generar datos precisos para la toma de decisiones. 

En cuanto a la gestión de infraestructura, señaló que hay ejecutados 43 proyectos equivalente al 93% del plan bienal 2020-2021, con una inversión de mil 77 millones de pesos. Algunos ejemplos son: inauguración del Instituto de Ciencias Exactas y Naturales (ICEN); mejora y habilitación de 12 laboratorios de investigación y docencia; 75 salas híbridas y 6 salas de postgrado; habilitación de laboratorios de ciencias en Antofagasta; una biblioteca en Arica; mejoras en rampas de acceso inclusivo, etc. 

Además, existen 25 proyectos para el 2022-2023 con una inversión de mil 772 millones de pesos, donde destaca, entre otros, el Centro de Atención Comunitaria UNAP que en Iquique ofrecerá gratuitamente todos los servicios clínicos que se generan en las carreas de pregrado. 

ENTRE TODAS Y TODOS 

“En metros cuadrados totales construidos por estudiante, la UNAP está por sobre 14 universidades que están acreditadas por 5 años. En metros cuadrados de laboratorios y talleres construidos por estudiante, la UNAP está por sobre 10 universidades acreditadas por 5 años. Eso es lo que como universidad hemos logrado construir entre todas y todos”, expresó el rector Martínez. 

Respecto al mejoramiento de condiciones de funcionarios, funcionarias y docentes, señaló que, durante su primer año de gestión en 2020, no se realizaron reajustes, debido al déficit heredado. Pero recordó que sí hubo uno de 6,1%, este año 2022, lo que constituyó un gran esfuerzo institucional. Y aseguró que se trabaja para concretar un futuro reajuste mayor. 

“Estos son los resultados de todo lo que ustedes han hecho, por lo tanto, les agradezco y les dedico esta cuenta de gestión a cada una y cada uno de ustedes (…) Y recuerden que, los árboles más fuertes crecen con el viento en contra”, dijo en alusión al esfuerzo y trabajo de toda la comunidad universitaria en cada logro y mejora de la UNAP.  

 CARIÑO POR TERRITORIO 

 Consultado por medios de comunicación, Alberto Martínez profundizó en la labor de esta universidad estatal desde una zona extrema de Chile.  

 “Hacer educación superior en regiones es difícil. Pero hacer universidad en zonas extremas es mucho más difícil por diversas temáticas: estamos a 2 mil kilómetros de la capital, mover capital humano y estudiantes acá es complejo. Pero además hay normativas que condicionan todo aquello: por ejemplo, tenemos las asignaciones de zonas extremas, bonos de zonas extremas, que en definitiva también encarecen mucho el poder traer capital humano. Y, por lo tanto, sentimos orgullo de quienes optaron por estar en nuestra universidad, como estudiantes, administrativas, administrativos, académicas y académicos, porque significa que hay un cariño por el territorio, y quieren estar en una universidad pública regional”, señaló el rector Martínez. 

Te puede interesar