Tribunal decretó prisión preventiva para acusados de ataque a enfermera en Las Condes

País 29 de junio de 2022 Por Editor
La Policía de Investigaciones (PDI) detuvo este miércoles a la enfermera Patricia Henríquez -ex compañera de trabajo de Pola Álvarez (32)-, y a su pareja Enrique Hanson, también enfermero. La primera es sindicada como autora intelectual del crimen y el segundo como autor material. Fueron detenidos en sus domicilios en Puente Alto y Ñuñoa, respectivamente.
dba53a1e-foto-enfermeros-vale

El Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago decretó este miércoles prisión preventiva para los dos sospechosos del ataque perpetrado en contra de la enfermera de la Clínica Cordillera, Pola Álvarez (32), el domingo 26 de junio en Las Condes.

Después de terminar su turno el domingo la enfermera alcanzó a caminar dos cuadras hacia su casa, ubicada en calle Cañumanqui, cuando fue atacada por un hombre con casco de motocicleta, el cual la apuñaló en once ocasiones.

La afectada llegó por sus medios a un centro asistencial, donde actualmente se encuentra fuera de riesgo vital.

La Policía de Investigaciones (PDI) detuvo este miércoles a la enfermera Patricia Henríquez -ex compañera de trabajo de la víctima-, y a su pareja Enrique Hanson, también enfermero. La primera es sindicada como autora intelectual del crimen y el segundo como autor material. Fueron detenidos en sus domicilios en Puente Alto y Ñuñoa, respectivamente.

Respecto a los motivos de la agresión, el fiscal jefe Francisco Lanas, de la Fiscalía de Flagrancia Oriente, informó que “lo que hemos podido determinar, se debió a rencillas anteriores en la mujer detenida y la víctima de esta causa”.

“El delito es homicidio calificado frustrado, el homicidio calificado tiene una pena que parte de 15 años y un día hasta presidio perpetuo simple. Como está frustrado, la pena podría estar en el tramo de 10 años y un día a 15 años”, añadió el persecutor.

Durante la audiencia de formalización, la jueza de Garantía Ximena Rivera acogió los argumentos del Ministerio Público y desestimó los de la defensa, decretando la máxima cautelar en contra de los imputados y fijando en 90 días como plazo de la investigación.

“Él mismo indica que algunas de las puñaladas que tenían pasaron muy cerca del corazón… La oportuna atención que recibió la víctima fue la causa de que no pereciera”, advirtió la magistrada durante el litigio.

Además, Rivera apuntó a que la conversaciones de Whatsapp que sostuvieron los acusados “permiten presumir fundadamente que ambos imputados han participado en el delito como autores”.

Te puede interesar