Advierten mayores problemas de salud mental en menores de edad

País 15 de enero de 2022 Por Editor
La psicóloga de Clínica Tarapacá, Beatriz Rodríguez, entregó detalles respecto al padecimiento de depresión infantil, sus principales síntomas y el modo en que las familias pueden dar soporte a los menores. La profesional también destacó la importancia de los tratamientos de salud mental, en un contexto en que las consultas por ansiedad y la depresión en este grupo han aumentado en un 57%.
silhouette-of-sad-little-baby-girl-crying-against-sunset-background-conceptual-image-of-child-abuse

Cada 13 de enero se conmemora el día de la lucha contra la depresión, enfermedad cada vez más frecuente, que en la actualidad afecta a aproximadamente 280 millones de personas, con una prevalencia de al menos un 5% de la población adulta y un 5,7% de los adultos de más de 60 años, este trastorno es padecido por un 3,8% de la población mundial. 

En Chile la situación no es la excepción. La especialista en psicóloga infantil de Clínica Tarapacá, Beatriz Rodríguez, explica que se debe poner atención y dar continuidad a los tratamientos pertinentes, más aún en el caso de niños y adolescentes, pues destaca que el segundo trimestre del 2021 se registraron un 57% más de consultas en materia de salud mental en menores de 15 años, pues afirma que “durante el cierre de año, es frecuente que se incurra en el descuido de tratamientos que requieren de un adecuado control por parte de los especialistas”. 

La experta en salud mental sostuvo que la depresión infantil “puede presentarse, inclusive, en menores de un año, dado que este trastorno puede ser detonado por experiencias de abandono y falta de reciprocidad en la interacción y satisfacción de necesidades básicas durante la primera edad”, entre las que hace hincapié en que el soporte afectivo es una de ellas.

De acuerdo al estudio del Estado Mundial de la Infancia 2021 realizado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) más de uno de cada siete adolescentes entre los 10 y 19 años tiene un problema de salud mental diagnosticado, siendo la ansiedad y la depresión uno de los con mayores prevalencia marcando un 42,9%.

Ante esto, la psicóloga de Clínica Tarapacá hizo énfasis en la importancia de la detección de la depresión en niños, principalmente por las positivas implicancias de un tratamiento temprano para evitar su tendencia a perpetuarse, y afirmó que existen signos y síntomas que permiten distinguir y diferenciar si se trata de un trastorno depresivo infantil o de una depresión como síntoma o estado. 

La profesional sostuvo que “los síntomas más comunes son manifestaciones de tristeza, falta de motivación y energía para realizar actividades”, lo que deriva en una falta de participación en dinámicas familiares, incluso en aquellas que antes les resultaban placenteras, pues se ven “disminuidas las interacciones y juegos, produciéndose un retraimiento respecto del resto”, además de producirse situaciones de malestar tales como:

 ●     Disminución o mala calidad del sueño.

●     Dolor abdominal.

●     Cefalea.

●     Irritabilidad e insatisfacción consigo mismos y con el entorno.

 Rodríguez también agregó que la manifestación de la depresión también se podría identificar por medio de alteraciones en el apetito, ya sea por la falta de éste o un aumento inusual del mismo, dificultades para concentrarse, aislamiento e incluso pasar demasiadas horas conectado a dispositivos electrónicos.

 ¿CÓMO RESPONDER A LA DEPRESIÓN EN NIÑOS?

La psicóloga afirmó que frente a este tipo de cuadros que enfrentan los menores, se requiere que los padres sean sumamente paciente y comprensivos, y destacó que aunque es frecuente sentir frustración, “los adultos deben recordar que el comportamiento manifestado por el niño forma parte de la depresión que está atravesando y no constituye una falta de respeto voluntaria por parte del niño”.

La profesional sostuvo que “generar y mantener una relación positiva con la familia, podría reforzar la resiliencia del niño frente a la depresión, y aportar en su control”, por lo que recomendó generar instancias para compartir en familia para dar muestras del apoyo, aprovechar con responsabilidad las actuales condiciones de movilidad y dar un paseo al aire libre, hacer manualidades e intentar distraer y mantener activo al niño, acompañado estas acciones con elementos de apoyo como la acogida, escucha activa, valoración, empatía y comprensión de su situación.

 

 

Te puede interesar