Fundación CREAR cumple un año de trabajo en barrios O'Higgins y Jorge Inostroza de Iquique

Iquique 07 de diciembre de 2021 Por Editor
Para el sociólogo y presidente de la Fundación CREAR Bernardo Guerrero Jiménez, este ha sido un año no exento de problemas: “Las causas externas como el Covid 19, obligaron a trabajar desde la no-presencialidad con todo lo que ello implicaba, sin embargo ha sido fruto de un aprendizaje y adaptación a la nueva situación, como por ejemplo las prolongadas cuarentenas, que nos han permitido el uso de las redes sociales como instancias mediadoras, entre otras”, afirma.
561c77e8-274b-4858-8003-f78d66205917

Un año ya, es lo que lleva la Fundación Crear ejecutando el programa Quiero Mi Barrio del Ministerio de Vivienda y Urbanismo en las poblaciones Jorge Inostroza y Bernardo O’Higgins de la ciudad de Iquique .

Este trabajo desarrollado por los y las profesionales del programa, además del apoyo de MINVU, ha fomentado el lazo social y urbano con los vecinos y vecinas de ambos barrios iquiqueños. 

El programa que se encuentra  en su primera etapa de desarrollo,  ha tenido importantes hitos que han permitido formar y diseñar las diferentes propuestas, por ejemplo en las obras de confianza, parte fundamental del programa que es la construcción de un espacio urbano necesario, que no es la obra final que tiene el programa, pero es un aporte tangencial a mejorar la calidad de vida de las poblaciones que son parte de este proyecto . 

Esta primera etapa cumplió con una planificación participativa, ya que los mismos vecinos y vecinas votaron por sus obras de confianza y diseñaron junto a las duplas barriales, qué querían para sus barrios y cómo esta primera construcción sería importante para comenzar a diagnosticar los futuros proyectos a realizar en lo que queda del programa. 

Además, el programa realizó una labor social en otras actividades que son hitos importantes y que caracterizan a la fundación y sus procesos participativos en el barrio, esto ligado a un compromiso social con instancias extra programáticas, que eran parte del día a día de los vecinos y vecinas, como por ejemplo las celebraciones del Día del niño y la niña y la tradicional fiesta religiosa de San Lorenzo, entre otras. 

Para el sociólogo y presidente de la Fundación CREAR Bernardo Guerrero Jiménez, este ha sido un año no exento de problemas: “Las causas externas como el Covid 19, obligaron a trabajar desde la no-presencialidad con todo lo que ello implicaba, sin embargo ha sido fruto de un aprendizaje y adaptación a la nueva situación, como por ejemplo las prolongadas cuarentenas, que nos han permitido el uso de las redes sociales como instancias mediadoras, entre otras”, afirma.

Según el profesional, la Instalación de las duplas en los barrios, fue un proceso lento y no libre de dificultades, que significó desplegar estrategias diversas para generar confianzas, cuestión no siempre fácil de obtener, pero que cree haber logrado. “A ello hay que sumarle por diversos motivos cambios y reajustes en los equipos de trabajo, validación de las obras de confianzas en un ambiente de desconfianza hacia todo lo que viene del Estado, fueron aspectos, que felizmente hemos ido superando.”

Guerrero asegura además que si bien es cierto la fundación tiene un mandato diseñado por parte del Ministerio, no se han quedado allí, “ya que fieles a nuestra mística hemos desarrollado otras labores como programas de TV transmitidos por Youtube como “A la hora del té”, realización del concurso para preservar la memoria e historia de los barrios, a través de fotografías, jornadas de capacitación sobre género y violencia, entre otras. Sumarle lo anterior al uso profundo de las redes sociales que han sido vitales en nuestro trabajo.”

Para este segundo año la Fundación Crear seguirá impulsando este programa en los barrios, con el mismo ímpetu y visión social , que es el tinte característico de este grupo de profesionales. Las duplas barriales seguirán trabajando codo a codo con los vecinos y vecinas, que son el primer eslabón de este proceso participativo y que sin duda, marcará la vida de cada uno de los habitantes de estas queridas poblaciones iquiqueñas.

Te puede interesar