Alto endeudamiento: norma prohíbe el cobro de intereses excesivos

País 01 de octubre de 2021 Por Editor
Hasta el 14 de octubre, el Ejecutivo y los parlamentarios tendrán plazo para presentar indicaciones. En la sesión se abordó el aumento del nivel de endeudamiento debido a la pandemia, la necesidad de evitar las cláusulas abusivas y la desbancarización.
03_5

Con 22 votos a favor, tres en contra y cuatro abstenciones, la Sala aprobó en general el proyecto que modifica diversos cuerpos legales sobre endeudamiento y derechos del consumidor, por lo que ahora volverá a la Comisión de Economía para perfeccionar su articulado.

La norma iniciada en moción de los senadores Ximena Rincón, Carolina Goic, Alfonso De Urresti y Francisco Huenchumilla, y del ex parlamentario Felipe Harboe pretende proteger a los consumidores del establecimiento de cláusulas abusivas en contratos de servicios bancarios y financieros; y fomentar el cumplimiento de obligaciones crediticias mediante la reducción progresiva de factores que lo impiden, como el cobro excesivo de intereses.

Durante el debate, los congresistas hicieron ver la necesidad de mejorar la redacción con el fin de terminar con la angustia de millones de familias que no pueden solventar deudas que superan con creces sus ingresos, y a la vez, no afectar el acceso al crédito de estos últimos. Así los senadores que votaron a favor, contextualizaron indicando que “la propuesta nació en el marco del estallido social y tiene como fin modificar una serie de prácticas habituales de la banca y el retail que terminan por dificultar el pago de las deudas por parte de la población”.

A su vez, los parlamentarios que se abstuvieron como los que votaron en contra, plantearon que “con la ley que modificó la Tasa Máxima Convencional ya se generaron consecuencias que terminaron con excluir a gran parte de la población del mercado del crédito, por lo que advirtieron que con este proyecto la situación podría replicarse”.

 PROYECTO

 Reduce, de 1,5 a 1,3 veces la tasa de interés corriente que rija al momento de la convención, uno de los topes en la determinación del interés máximo convencional, limitando con ello, intereses abusivos y unilaterales.
Prohíbe el pacto de intereses sobre intereses, es decir, que se consideren los intereses adeudados como deuda de capital, y por lo tanto se le apliquen a su pago los intereses pactados (anatocismo).
Dispone que toda comisión de prepago o cualquier otro cobro similar por el pago anticipado de una deuda, al igual que la fórmula de cálculo, deberá quedar establecida previamente en la obligación principal; sin que, en todo caso, esta comisión o pago extra pueda exceder en un mes de intereses pactados.
Reduce los topes máximos establecidos respecto de las comisiones de prepago, cuando se trate de operaciones, reajustables o no, de deudas menores a cinco mil U.F.
Regula las clausulas aceleratorias en los pagarés, manteniéndose la regla que exige, para que el no pago de una de las cuotas haga exigible el pago del saldo total adeudado, es necesario que ello esté así pactado en el respectivo pagaré; pero se agrega que, aun cuando ello conste en el documento, la aceleración sólo se hará exigible cuando se haya hecho el correspondiente requerimiento de pago, cobro o protesto de al menos seis cuotas impagas separadamente.
Dispone que no producirán efecto alguno, en los contratos de adhesión, las estipulaciones que establezcan cláusulas aceleratorias o de cualquier denominación que exijan la totalidad del monto adeudado por el incumplimiento de menos de 6 cuotas separadas, o que eximan de su obligación de requerir de pago de conformidad a la ley.
 

Te puede interesar