CONAF y Asociación Pukara de Bajo Soga trabajan por fomentar la agricultura en el desierto

Región 04 de septiembre de 2021 Por Editor
El desarrollo de actividades agrícolas al interior de la Reserva Nacional Pampa del Tamarugal ha sido posible gracias a un convenio entre ambas organizaciones.
conaf

Considerado un relevante polo de desarrollo de la actividad agrícola en la región, Bajo Soga, sector ubicado en Huara al interior de la Reserva Nacional Pampa del Tamarugal, actualmente es un emergente núcleo productivo que, gracias a la colaboración de Conaf, se ha posicionado en la región como centro de abastecimiento.

Para continuar fortaleciendo la alianza de trabajo entre ambas entidades, el director regional de Conaf, Juan Ignacio Boudon, visitó a los agricultores que están organizados en la Asociación Pukara de Bajo Soga, para estrechar lazos de colaboración mutua.

La comunidad de Bajo Soga se caracteriza por estar integrada por más de 200 personas de origen aymara, quienes se enfocan en la producción, principalmente, de hortalizas. Para el desarrollo de esta actividad, han establecido un convenio de cooperación con Conaf para el uso de terrenos en este sector que pertenece al área silvestre protegida.

Actualmente, Conaf ha proporcionado el uso de terrenos a la asociación por una superficie que va desde 1 a 10 hectáreas por agricultor, abarcando el uso, aproximado, de 90 hectáreas.  

Juan Ignacio Boudon, explicó que los agricultores son un importante aliado para la corporación, ya que “ellos a través del desarrollo de su actividad mantienen el uso ancestral que las comunidades han ejercido históricamente en la Pampa del Tamarugal y de vinculación con esta área protegida, además de ser participes en los programas de prevención de incendios y de control de amenazas a fauna protegida”.

Asimismo, los integrantes de la asociación son parte del programa Comunidad Preparada Frente a los Incendios Forestales, el cual ha capacitado a los integrantes con la finalidad de concientizar a la comunidad sobre el riesgo de vivir en una zona rural o de interfaz forestal y urbana, para fomentar una mayor responsabilidad en materia de prevención de incendios forestales. 

Finalmente, Boudon indicó durante la jornada que, “hemos conocido las últimas inquietudes de la asociación, además de convertirnos en un nexo con los otros servicios del agro y entidades del Estado, con la finalidad de seguir haciendo crecer la agricultura del desierto y este polo de desarrollo agrícola regional”.   

 

Te puede interesar