Programa de Servicio en Beneficio de la Comunidad se adapta a la nueva normalidad en pandemia

Región 30 de agosto de 2021 Por Editor
El programa Servicio en Beneficio a la Comunidad es parte de las sanciones en medio libre contenidas en la ley de Responsabilidad Penal Adolescente (RPA).
img escudos faciales

El programa (SBC) “Luis Pérez Aguirre”, que es parte de la oferta de sanciones en medio libre modificó su forma de trabajo para hacer efectivo el cumplimiento de las horas comunitarias a los jóvenes sancionados bajo la ley de responsabilidad penal adolescente (20.084). El programa que hoy se encuentra bajo la ejecución de Serpaj y supervisado por Sename, tiene alrededor de 48 jóvenes vigentes cumpliendo sus sanciones. 

“Este programa ha sido el único que a nivel nacional se mantuvo en funcionamiento, pese a las extensas cuarentenas, entregando beneficios a nuestras residencias de protección y fortaleciendo los lazos entre las unidades de justicia juvenil y protección de derechos, siendo esta una experiencia bastante positiva”, destacó la Seremi(s) del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos María Teresa Osorio. 

El objetivo del programa es que el joven infractor cumpla su sanción a través de un trabajo que beneficie a la comunidad, en este caso y debido a la pandemia este servicio debió innovar su forma de funcionamiento, convirtiéndose en un espacio virtual, “en donde a los jóvenes se les llevan los materiales de trabajo y luego a través de vía remota se les realiza una clase en línea en donde los monitores les explican cómo deben hacer los trabajos”, explicó Andrea Briceño, directora regional(s) de Sename.    

Es así como durante los años 2020 y 2021, los principales beneficiados fueron los niños, niñas y adolescentes de las residencias de protección que colaboran con Sename. Esto se explica por las extensas cuarentenas y cuidados sanitarios, tanto para los jóvenes como para las empresas en donde ellos realizaban sus trabajos.

“Los trabajos realizados por los jóvenes del programa SBC han sido muy significativos para mostrar a nuestra infancia que existen adolescentes y jóvenes que se encuentran generando estos trabajos en beneficio de la comunidad, priorizándolos como beneficiarios”, destacó Andrea Cáceres, coordinadora de la unidad de protección de Sename.   

Dentro de los trabajos que han realizado los jóvenes han fabricado bolsas de navidad, canastas de pascua y escudos faciales para niños, niñas y adolescentes de las residencias de protección

Te puede interesar