Nueva ley de alcoholes: conozca qué cambios contempla la norma

País 20 de agosto de 2021 Por Editor
Si bien los menores de edad pueden entrar a restoranes, sólo los adultos podrán comprar y beber este tipo de productos en dichos establecimientos.
alcohol

La apertura de la mayor parte del país en el contexto de la evolución de la pandemia, ha activado la economía y particularmente, el sector gastronómico. Los restorantes y fuentes de soda ya no solo atienden en terrazas sino también en su interior con los aforos establecidos.

En este sentido ha cobrado mayor relevancia la ley N°21.363 publicada recientemente en el Diario Oficial y que establece una nueva regulación respecto a la comercialización, venta y publicidad del alcohol. La normativa ha sido obeto de diversas interpretaciones y es así como la Asociación Chilena de Gastronomía informó que Carabineros estaría cursando multas a establecimientos que contaban con patente de alcoholes o cabaret (distinto a operar como cabaret), por permitir el ingreso de menores.

Esta normativa, que tuvo su origen en cuatro mociones,  regula la publicidad que incentiva el consumo de alcohol; busca revertir el consumo de los menores de edad; incorpora en los envases y en la publicidad, leyendas que adviertan sobre los efectos del alcohol en la salud; y estimula el cumplimiento de las normas de la ley sobre expendio y consumo de bebidas alcohólicas.

Al respecto, el integrante de la Comisión de Salud y uno de los autores de la propuesta que hoy rige, el senador Guido Girardi aclaró que “la ley no prohíbe el ingreso de menores de edad a restaurantes, sólo a cabarets, bares y discotecas, al igual que antes”.

El legislador calificó como “un lamentable error de interpretación de Carabineros que causó alarma pública”, haciendo un llamado a la institución a pedir disculpas. En tal sentido, el Ejecutivo -a través del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA)- explicó que ahora solo se aumenta la prohibición de ingresar a discotecas, pasando de 16 a los 18 años.

Más allá de la polémica, el congresista enfatizó que “las modificaciones a la ley de alcoholes, no incluyen restricciones a la venta distintas a las que había antes, salvo exigir carné de identidad a todos los clientes y no sólo a los que -a arbitrio del vendedor- parecen ser menores de edad”.

Te puede interesar