Rechazan demanda de cumplimiento de contrato de ejecución de obras de mejoramiento de borde costero

Iquique 02 de junio de 2021 Por Editor
El magistrado Héctor Kompatzki Delarze rechazó la demanda, tras constatar la inexistencia de ejecución de obras nuevas o extraordinarias que no estuvieran contempladas en el contrato.
multimedia.normal.a5f96858162e6416.6a757a6761646f73206465206c657472617320325f6e6f726d616c2e6a7067

El Primer Juzgado de Letras de Iquique rechazó la demanda de cumplimiento de contrato con indemnización de perjuicios deducida en contra del fisco, por contratista que se adjudicó proyecto de mejoramiento de sector del borde costero de la ciudad.

En el fallo (causa rol 2.094-2018), el magistrado Héctor Kompatzki Delarze rechazó la demanda, tras constatar la inexistencia de ejecución de obras nuevas o extraordinarias que no estuvieran contempladas en el contrato.

“(…) quedó asentado precedentemente que la obra objeto del contrato de marras es la obra denominada ‘Mejoramiento Playa Bellavista y Sector Intendencia–Godoy, Iquique Fase I’, que consistía en la construcción de un paseo costero entre el sector de la Intendencia y la Piscina Godoy en la comuna de Iquique, a través de elementos como un paseo peatonal, máquinas de ejercicios, zonas de módulos de información turística, áreas verdes, cafetería, miradores, sombreaderos, reparación del muro de mampostería existente en el sector Piscina Godoy, contención del borde costero, enrocados de protección, gradas de hormigón armado que se internan en la zona de playa, mobiliario urbano y luminarias (…)”, establece el fallo.

La resolución agrega que: “En la especie, el actor alega que debió realizar las conexiones a los servicios básicos mediante atraviesos por la avenida Costanera de esta ciudad –actual avenida Arturo Prat– empleando la metodología de hincado horizontal, lo que constituye una hipótesis de obra nueva o extraordinaria porque el contrato contemplaba el uso de la metodología de zanja o tajo abierto”.

“Que –continúa–, de lo concatenado precedentemente, en el sentido que ni las bases administrativas ni en los planos del proyecto se hizo referencia expresa a la metodología que debía emplearse para efectuar los atraviesos por la avenida Arturo Prat de esta ciudad, y si bien las ‘especificaciones técnicas especiales’ (ETE) tienen diversas referencias a la realización de excavaciones y relleno de zanjas respecto de los servicios de agua potable, alcantarillado y electricidad, el Anexo C de las ‘ETE’ de manera expresa y clara señala que los atraviesos por caminos que ‘tengan carpeta de rodadura pavimentada y tránsito significativo’ debían realizarse empleando la metodología de hincado horizontal, según se lee del punto 5.1.2. de dicho anexo; y, en la especie, es un hecho público y notorio que la avenida Arturo Prat es un camino público pavimentado que tiene un alto tránsito vehicular, donde las congestiones y embotellamientos vehiculares son comunes y frecuentes en los horarios punta, por lo que se concluye necesariamente que las ‘especificaciones técnicas especiales’ del contrato de obra pública de marras, exigía que los atraviesos por la avenida Arturo Prat, debían efectuarse empleando la metodología de hincado horizontal”.

“Que, en consecuencia, habiendo quedado asentado que en el Anexo C de las E.T.E. (documento que forma parte integrante del contrato de obra pública de marras) contemplaba la exigencia de realizar los atraviesos por caminos que tengan carpeta de rodadura pavimentada y tránsito significativo (como ocurre con la avenida Arturo Prat de esta ciudad) empleando la metodología de hincado horizontal, se concluye necesariamente que las obras de hincado horizontal que debió realizar el actor para efectuar los atraviesos por la avenida Arturo Prat, sí eran obras que estaban previstas en el contrato de obras públicas sublite, por lo que no constituyen obras nuevas o extraordinarias”, razona el tribunal.

“Que, habiendo quedado asentado que el atravieso por la avenida Arturo Prat empleando la metodología de hincado horizontal no constituye obra nueva o extraordinaria, se concluye que en la especie no se ha configurado una inejecución de la conducta convenida por el demandado”, añade.

“Por su parte, no consta en estos autos antecedente probatorio alguno que den cuenta que el actor haya rechazado la liquidación del contrato de marras, o al menos haya efectuado reclamos relativos a la existencia de obras extraordinarias impagas, de lo que se concluye que en estos autos no existen obras nuevas o extraordinarias insolutas al momento de terminar el contrato”, concluye.

Te puede interesar