Juzgado de Garantía decreta la prisión preventiva de carabineros imputados por falsificación de instrumento público, obstrucción a la investigación y abusos contra particulares

Iquique 17 de mayo de 2021 Por Editor
Según el ente persecutor, los funcionarios de Carabineros se concertaron y coordinaron con el fin de vengarse de particulares.
descarga

El Juzgado de Garantía de Iquique dejó hoy -lunes 17 de mayo- sujetos a la medida cautelar de prisión preventiva a los carabineros C.C.S., S.A.I.G. y S.F.F., imputados por el Ministerio Público como autores de los delitos consumados y reiterados de falsificación de instrumento público, obstrucción a la investigación y abusos contra particulares. Ilícitos perpetrados el lunes y martes de la semana recién pasado, en la ciudad.

En la audiencia de formalización de la investigación (causa rol 3422-2021), la magistrada Tamara Muñoz Sáez ordenó el ingreso de C.C.S., S.A.I.G. y S.F.F. a la unidad o unidades policial que se determine, por considerar que la libertad de los imputados constituye un peligro para la seguridad de la sociedad y por peligro de fuga. Además, fijó en  90 días el plazo de investigación.

Según el ente persecutor, alrededor de las 18 horas del lunes 10 de mayo  de 2021 y hasta pasadas las 20 horas del día siguiente, los funcionarios de Carabineros  S.A.I.G., C.C.S. y S.F.F. se concertaron y coordinaron con el fin de vengarse de particulares, vejándolos injustamente a través de la falsificación de instrumentos públicos que dieron pie a investigaciones fiscales que condujeron a una condena y una prisión preventiva, respectivamente.

Concierto que se originó en un procedimiento policial por microtráfico en que tomó parte S.A.I.G., quien en medio de las diligencias, cerca de las 17.20 horas del lunes 10 de mayo de 2021, habría sufrió la sustracción de su teléfono celular, por lo que comenzó una serie de acciones tendientes a su recuperación. Para ello, se acercó antes de las 22 horas a los coimputados S.F.F. y C.C.S.,  a cargo de patrullas del tercer turno de la Cuarta Comisaría de Iquique, para comentarles que un sujeto le habría robado el celular y que un tercero podía saber dónde encontrarlo.

Con esa información, S.F.F. y C.C.S., coordinados con S.A.I.G., dirigieron su accionar a dar con los sujetos. Búsqueda que dio resultado alrededor de las 22.30 horas, cuando lograron ubicar a la primera víctima, a quien golpearon y exigieron información para dar con el paradero de su amigo que supuestamente habría sustraído el teléfono, por lo que lo subieron al vehículo policial y recorrieron diversos sectores en su búsqueda. Al no lograr su ubicación, los imputados decidieron atribuirle un delito falso de porte ilegal de arma punzante, para lo cual S.F.F. facilitó el arma; C.C.S. generó las actas de incautación, fijación fotográfica y declaración de funcionario aprehensor, lo que dio paso a la falsificación del parte policial y los anexos respectivos. Antecedentes falsos que llevaron al fiscal de turno a pasar a control de detención a la víctima y obtener una condena.

Durante su turno, S.F.F. y C.C.S. continuaron con la búsqueda del supuesto autor de la sustracción del teléfono, logrando su ubicación alrededor de las 3.20 horas de la madrugada del 11 de mayo de 2021, dando de inmediato aviso a S.A.I.G. En el momento de su ubicación la segunda víctima,  transitaba con un banano a su cintura y con una bolsa verde con frutas y un yogurt, especies revisadas por los funcionarios policiales en el lugar. Sin un fin que justificara la detención, llevaron al joven hasta la Cuarta Comisaría. Al bajarlo del furgón y antes de ingresar al cuartel, se acercó S.A.I.G. quien le requirió el celular supuestamente sustraído y lo amenazó con que “lo iba a cargar”, si no le devolvía el dispositivo.

Al negar la víctima conocimiento y ubicación del celular, los funcionarios policiales llenaron botellas con combustible y le colocaron paños en las boquillas, las fijaron fotográficamente y, concertados, generaron actas falsas de declaración del funcionario aprehensor y actas de incautación, en que daban cuenta de que el imputado C.C.S. había sorprendido al sujeto portando en un bolso azul dos bombas molotov. Información que tomó el fiscal de turno, quien logró que el Juzgado de Garantía de Iquique decretara su prisión preventiva.

Posteriormente, alrededor de las 15 horas, con el fin de evitar cualquier investigación respecto del último procedimiento falso, accionar que estaba siendo revisado por la unidad de asuntos internos de Carabineros, S.A.I.G. convocó a C.C.S. y S.F.F. hasta una bomba de bencina, para coordinar las versiones que debían proporcionar en el evento de ser llamados a declarar.

Te puede interesar