Juzgado de Garantía decreta la prisión preventiva de pareja imputada por cuasidelito de lesiones graves y tráfico de drogas

Iquique 29 de enero de 2021 Por Editor
El magistrado Mauricio Chía Pizarro ordenó el ingreso por considerar que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad y un evidente peligro de fuga.

El Juzgado de Garantía de Iquique dejó hoy –viernes 29 de enero– sujetos a las medidas cautelares de prisión preventiva a J.J.H.R. y al arraigo nacional a su pareja, K.Y.E.H., imputados por el Ministerio Público como autores de cuasidelito de lesiones graves y tráfico de drogas. Ilícitos perpetrados en la víspera, en la ciudad.

En la audiencia de control de la detención (causa rol 584-2021), el magistrado Mauricio Chía Pizarro ordenó el ingreso de J.J.H.R. al Centro Penitenciario de Alto Hospicio, por considerar que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad y un evidente peligro de fuga. Además, fijó en 120 días el plazo de investigación.

Asimismo, el magistrado Chía Pizarro rechazó la solicitud de decretar la prisión preventiva de la imputada K.Y.E.H., por considerar que a su respecto, la prohibición de salir del país resulta apropiada y proporcional a los fines del procedimiento.

Según el ente persecutor, aproximadamente a las 20 horas de ayer, jueves 28 de enero de 2021, en el domicilio que compartía, ubicado en calle Barros Arana de la ciudad de Iquique, K.Y.E.H. tomó del refrigerador una botella de plástico que contenía un líquido color blanco, que después de corroboró como ketamina, la cual habría sido colocada en la nevera por su pareja, J.J.H.R.; brebaje que suministró de manera negligente al hijo de ambos imputados, de solo un año y seis meses de edad.

Media hora después, el lactante comenzó a convulsionar, lo que inquietó a sus padres, quienes pidieron auxilio a una patrulla militar que en esos momentos pasaban por el lugar, efectivos que solicitaron una ambulancia para trasladar al niño al hospital regional. Nosocomio al que ingresó en estado grave, quedando internado a la unidad de cuidados intensivos pediátricos.

Posteriormente, funcionarios policiales ingresaron al domicilio de los imputados, donde constataron que –además de la sustancia  que consumió el hijo de los imputados, la que había sido retirada del inmueble– mantenían 10 cigarrillos de marihuana y un contenedor metálico con la sustancia vegetal.

Te puede interesar