Los números de la educación superior en 2020: matrículas registraron histórica baja y los IP son los más afectados

País 19 de noviembre de 2020 Por Editor
Desde Fundación por una Carrera alertan que los números totales de ingresos son los más bajos desde 2015. “Puede haber una disminución mayor por los efectos secundarios de la pandemia'', apunta Francisco Fernández, director ejecutivo.
CARRERA

Las proyecciones que realiza el Ministerio de Educación son dramáticas: producto de la emergencia por el coronavirus en Chile, se prevé que 264 mil estudiantes dejarán el colegio. Esta es una cifra particularmente alarmante entendiendo que, antes de la llegada del covid-19, la deserción escolar en nuestro país mostraba cifras elevadas con más de 180 mil niños y jóvenes que estaban fuera del sistema educacional.

Según datos de Fundación por una Carrera, organización que se dedica a apoyar el acceso a la educación superior de jóvenes, el panorama no mejora en relación a las cifras de ingreso a universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica. Los números de este 2020 indican que la matrícula total de educación superior alcanzó 1.221.017 estudiantes, considerando los niveles de pregrado, posgrado y postítulo, lo que representa una baja inédita de -3,7% respecto del año anterior (SIES).

De hecho, desde la organización apuntan que la cifra total de matrícula en el año en curso es la más baja observada desde 2015. “Durante ese año, el total de ingresos alcanzó a poco más de 1.233.000 estudiantes'', explica Valentina Gran, directora social de Fundación por una Carrera.  

INSTITUTOS PROFESIONALES, LOS MÁS AFECTADOS

Según la información recopilada por Fundación para una Carrera del SIES, la matrícula en primer año de pregrado 2020 disminuyó en un 8,2% respecto al año anterior, alcanzando 305.360 estudiantes en el sistema. Esto es 27 mil alumnos menos que en 2019. 

Si se analiza en relación a los últimos cinco años, se observa que la matrícula de primer año descendió 9,7% respecto de 2016, pasando de 338 mil alumnos a solo 305 mil. Esta baja se evidencia en los tres tipos de institución, siendo más marcada en los Institutos Profesionales (-10,1%), seguida por los Centros de Formación Técnica (-8,3%) y las universidades (-6,6%).

En cuanto al acceso inmediato, esto es, jóvenes que se matriculan en educación superior al año siguiente de haber egresado, el 2020 registró una baja de 1.2% respecto al año anterior. Durante 2019, un 55,2% de los jóvenes egresados de IV medio se matriculó en alguna carrera en la educación superior al año siguiente, en contraste con el 54% registrado en el año en curso. Es decir, más de 2000 jóvenes a lo largo de todo el país postergaron su matrícula, sin considerar los que pueden haber desertado durante el año debido a las complejidades de mantenerse estudiando por la pandemia.

“De los jóvenes que desertaron este año y los que no ingresarán a la educación superior el año siguiente, muchos no volverán a intentar continuar con su formación para mejorar su empleabilidad e ingresos futuros. En este sentido, es muy importante que hagamos todos los esfuerzos este 2020 para que no queden sin el apoyo necesario para su ingreso a la educación superior. De esta forma, si no quieren estudiar, es porque así lo están planificando según las alternativas que existen y no es solo debido a la crisis” explica Francisco Fernández, director ejecutivo de Fundación por una Carrera. 

VOLUNTARIADO EN TIEMPOS DE COVID-19

Con un 12% de disminución en la inscripción a la PTU este año, se espera un panorama complejo para la educación superior en 2021, lo que endurece las situación para las universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica que ya vieron disminuida su matrícula este año producto de la pandemia y el estallido social.

En este contexto, Fundación por una Carrera realiza un voluntariado online para poder revertir las estadísticas. Durante el 2019, el 87% de los estudiantes asesorados por la organización postularon a los beneficios estatales y el 80% que se matricularon obtuvieron algún tipo de beneficios, datos que se encuentran sobre el promedio nacional. 

De hecho, sólo el 30% de los alumnos que fue guiado por la organización finalmente decidió no matricularse en una institución de educación superior para el 2020. “Vemos así como fundación, lo esencial de abordar el proyecto de vida de los estudiantes, apoyar a los docentes en temas de orientación vocacional, más aún en estos tiempos de crisis, con el fin de mejorar estas cifras”, puntualiza Valentina Gran. 

Con la idea de seguir acompañando a jóvenes en su decisión de estudiar una carrera, pero también en la búsqueda de alternativas de financiamiento, la Fundación lanzó su campaña de socios 2020. Para ser parte de esta iniciativa, se puede ingresar al sitio de la organización y en pocos pasos los ciudadanos podrán ayudar a rescatar talentos.

Te puede interesar