La modernización del sistema registral y notarial

Editorial 19 de octubre de 2020 Por Editor
Fernando Canales Hertrampf, seremi de Justicia y Derechos Humanos
dCPS8Fyj_400x400

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos tiene como desafío, garantizar la transparencia, la ética y el buen uso de los recursos estatales y el acceso de la ciudadanía a los servicios y funciones públicas.

En este sentido, como institución y Gobierno, nos inspiramos para presentar hace casi dos años el Proyecto de Ley que perfecciona el sistema registral y notarial, cuya relevancia radica en amplificar, de modo significativo, la competitividad del servicio ofrecido, disminuyendo sus costos y aumentando su rapidez. Todo, en beneficio de la ciudadanía.

Esta iniciativa, además, modifica el sistema de nombramiento de las y los notarios, conservadores de bienes raíces y archiveros a lo largo del país incluyendo, obviamente, a la región de Tarapacá, al reducir las barreras de entrada y disminuir la discrecionalidad en el nombramiento, determinando como responsable de evaluar pública y objetivamente, esta materia, a un Consejo Resolutivo.

El proyecto, también se hace cargo de garantizar la transparencia de aranceles y promueve la obligación de contar con sistemas tecnológicos y telemáticos que permitan realizar trámites y consultar información de forma remota, suscribir instrumentos mediante firma electrónica e interconectarse con plataformas del Conservador y del Registro Civil para la remisión de documentación, ampliando las facultades notariales para esto último.

La fiscalización del sistema se verá fortalecida, entregando competencias para ello al, ya existente, cargo de fiscal judicial, responsable hasta ahora de vigilar la conducta funcionaria de ministros, tribunales y empleados del Poder Judicial.

Se trata no solo de entregar más y mejor acceso a la justicia, mejorando la calidad de vida de ciudadanos y ciudadanas con trámites ágiles, a menor costo y de manera más eficiente. Sino, también, de avanzar en materias fundamentales, bajo la firme convicción de que es posible evolucionar hacia un Estado moderno, eficiente, transparente, probo, ajustado a la ética y en constante mejoramiento de la calidad de sus funciones y servicios, que permita generar las condiciones que la sociedad nos exige hoy.

Como Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, seguiremos trabajando por agilizar la tramitación de este proyecto de ley que nos permitirá, de una vez por todas, desnotarizar el sistema, dando un importante salto en la modernización del país pues, además, coloca a disposición de la ciudadanía una gran cantidad de trámites en línea que redunda en un importante ahorro de tiempo y dinero, y contribuye, en estos particulares tiempos de pandemia, a evitar desplazamientos hacia notarías para efectuar trámites presenciales, disminuyendo los riesgos asociados a aglomeraciones.

Te puede interesar