Bolivia pone a prueba en elecciones su madurez democrática para superar crisis política

Internacional 17 de octubre de 2020 Por Editor
stas elecciones han despertado gran atención de la comunidad internacional, por lo que contará con misiones especiales de observación de una decena de organismos, como la Unión Europea (UE), la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Organización de Naciones Unidas (ONU), el Centro Carter, y la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore).
X57I6NJMA5GZ3AXPNYTK2AVTWU

LA PAZ, 1 (Xinhua) -- Las elecciones generales del próximo 18 de octubre en Bolivia ponen a prueba su madurez democrática, que se verá reflejada a través del respeto de los resultados comiciales sin violencia que permita abrir una nueva página de su historia orientada a enfrentar y superar la crisis política, económica, social y sanitaria que vive el país, consideraron expertos.

A casi un año de un gobierno interino apoyado por la oposición, producto de la renuncia de Evo Morales a la presidencia en noviembre de 2019 en medio de denuncias de presunto fraude electoral, tensión social, crisis política, suspensión de los comicios en tres ocasiones y en medio de la pandemia del nuevo coronavirus, más de 7,3 millones de bolivianos acudirán a las urnas con tapabocas en Bolivia y en 29 países (ya no 30, debido a la salida de Panamá) donde existen residentes nacionales.

Estas elecciones han despertado gran atención de la comunidad internacional, por lo que contará con misiones especiales de observación de una decena de organismos, como la Unión Europea (UE), la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Organización de Naciones Unidas (ONU), el Centro Carter, y la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore).

Además, contará con la presencia de invitados de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal), la comitiva del Parlamento del Mercosur (Parlasur), un grupo de parlamentarios europeos y legisladores argentinos enviados por su gobierno.

Sobre esta perspectiva, el abogado, analista político, constitucionalista, docente de la Universidad Central (Unicen) y consultor jurídico, Paul Antonio Coca, advirtió el jueves a Xinhua que el panorama de Bolivia es "muy difícil" y el reto de los bolivianos es abrir una nueva etapa de su historia para reconstruir la institucionalidad.

Argumentó que el "delicado momento" que atraviesa la nación andina es producto de un gobierno transitorio (interino) sin rumbo, una crisis política profunda desde el año pasado, una recesión económica agobiante, falta de respuesta al aprieto sanitario, entre otros que abren el riesgo de un "desborde social".

En tanto, el analista político, experto en estrategias políticas y docente de la Universidad Católica de La Paz, Marcelo Arequipa, recordó el viernes a Xinhua que, a partir del 10 de octubre de 1982, día de la recuperación de la democracia, se han producido acontecimientos que marcaron la historia de un país altamente politizado que, pese a todo, lucha por sostener la democracia.

"Necesitamos certeza política dada la crisis que vive Bolivia. Debemos rescatar la institucionalidad con un gobierno legítimo a través del voto, ese es el principal reto", aseveró.

El profesor de la Universidad Católica Boliviana, politólogo y comunicador con especialidad en Comunicación Política, Economía y Análisis de Escenarios, Jorge Richter, dijo este día que la cita electoral debe tener el objetivo de reencauzar el proceso democrático con reconciliación entre los bolivianos, pese a las diferencias.

"El 18 de octubre no sólo se elegirá un modelo de gobierno, sino la sobrevivencia de la democracia y, por supuesto, del Estado constitucional de derecho que garantice el respeto de los derechos fundamentales de los bolivianos, y la vigencia de la soberanía", subrayó.

Te puede interesar