Con gran emotividad culminó atención especial a internas indígenas y extranjeras en el Penal de Alto Hospicio

Iquique 04 de agosto de 2020 Por Editor
En jornadas de diálogo participativo se difundieron sus derechos ante la justicia, se revisaron sus causas y las condiciones en que cumplen la prisión.
Mujeres expulsión 2448

En un operativo especial, casi 160 internas, principalmente extranjeras e indígenas y los integrantes de los módulos de protección, recibieron atención intensiva y presencial de parte de la Defensoría Penal Pública. Este trabajo se cumplió en el curso de poco más de una semana, a cargo del Defensor Regional de Tarapacá, Gabriel Carrión Calderón, en el Complejo Penitenciario de Alto Hospicio, el principal de esta zona.

A través de sucesivas jornadas de diálogo muy participativo, se logró reforzar la comunicación con las usuarias de la defensa penal pública, verificar las condiciones en que estos grupos cumplen su condición de internados, ampliar la difusión de los derechos en el ámbito de la Justicia Penal. También pudo abordarse la tarea de clarificar la situación procesal personal de más del medio centenar que esperan la expulsión desde el territorio nacional, en cumplimiento de sentencias judiciales.

Para lo primero se determinó la atención presencial en los diferentes módulos, llevada a cabo con todas las medidas de seguridad sanitaria ante el peligro de contagio por coronavirus. El diálogo directo sirvió para clarificar las lagunas que inevitablemente surgen de la comunicación vía videoconferencia que ha priorizado el sistema de justicia penal.

La visita a las diferentes secciones del complejo penitenciario permitió también observar en terreno las condiciones en que las internas cumplen su encierro en esta temporada de pandemia, cuando la población general de la región está en cuarentena.

En su concurrencia, el Defensor Regional aprovechó además de reiterar los derechos que tienen las personas en el ámbito de la Justicia Penal, especialmente las referidas a las que se tienen que cumplir en los recintos de Gendarmería de Chile, así como la atención que tienen que prestar a sus casos los diferentes defensores penales públicos y otros profesionales de esta institución.

Por otra parte, en la atención personalizada se verificaron los antecedentes de 51 mujeres que ingresaron a un periodo de cuarentena, como parte de sus preparativos para la oportunidad de ser llevadas a su país de origen, en cumplimiento de dictámenes judiciales.

“Han sido días muy intensos, por la dedicación que exige atender presencialmente a ese alto número de usuarios nuestros, pero también fue una experiencia gratificante ver cómo la defensa penal pública ayuda al bienestar de personas y, conjuntamente, al buen funcionamiento del Sistema de Justicia”. Así resumió su experiencia el Defensor Regional de Tarapacá, Gabriel Carrión Calderón, al hacer un balance de tales jornadas.

El personero confirmó que las diversas jornadas tuvieron momentos muy emotivos (“con llantos incluidos”), puesto que las atendidas no reciben visitas incluso desde meses antes del inicio de la emergencia por pandemia de coronavirus. La dinámica de diálogo y entrega de palabras de orientación fueron de tal forma recibidas por las personas atendidas que, en una decisión espontánea y antecedida por unos aplausos, la encargada del módulo solicitó al Defensor Regional que ingresara al patio para tomarse una foto con todas ellas, siendo despedido con una cariñoso “Gracias don Gabo, que Dios lo bendiga” coreado por ellas. 

Te puede interesar