PDI rescata a cuatro víctimas del delito de trata de personas con fines de trabajo forzoso

Región 08 de julio de 2020 Por Editor
Trabajaban sin resguardo sanitario en una empresa de edificación de bloquetas, panderetas y cadenas para construcción, en un sitio ubicado en la comuna de Pozo Almonte.
31EC0F17-C853-4FF9-BC2C-FC1F88784EB4

Detectives del Departamento de Migraciones y Policía Internacional Iquique (POLINT) de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI), mientras realizaban fiscalizaciones migratorias en la Ruta Huara-Colchane, detectaron a una pareja y a un adolescente, todos de nacionalidad boliviana, caminando en dirección al paso fronterizo de dicha comuna, quienes al ser consultados por su situación, detectaron a través de sus testimonios, indicadores de trata de personas para explotación laboral.

Tras ello, se informó a la Brigada Investigadora de Trata de Personas (BRITRAP), cuyos oficiales policiales efectuaron una entrevista preliminar a los extranjeros, comentando haber escapado en horas de la mañana del lunes 6 de julio recién pasado, desde un sitio donde se encontraban trabajando sin resguardo sanitario en una empresa de edificación de bloquetas, panderetas y cadenas para construcción, sitio ubicado en la comuna de Pozo Almonte y al que llegaron tras haber ingresado de manera irregular al territorio nacional, lo cual fue facilitado por el propio empleador. 

Los ciudadanos bolivianos, agregaron que en el sitio habría quedado un adolescente quien no logró huir junto a ellos.

Los antecedentes fueron informados al Fiscal de Turno de la provincia del Tamarugal, instruyendo efectuar entrada y registro al inmueble denunciado, detectándose en plena faena, a un adolescente también del vecino país, quien se encontraba de manera irregular y sin ninguna medida de protección. 

La Jefa de la BRITRAP, Comisaria Katherine Vásquez, señaló que, “el imputado capta a ciudadanos bolivianos en la localidad de Pisiga, incluso sabiendo que algunos son menores de edad, los ingresa a Chile de manera irregular y los transporta en su vehículo hasta su domicilio en la comuna de Pozo Almonte, donde los hace trabajar sin medidas de seguridad, debiendo cumplir diariamente con su meta, sin importar el horario de término, incluso los fines de semana”, agregando que “en dicho lugar, trabajaban desde las 05:00 horas hasta que finalizaran la faena, lo que podía ocurrir hasta altas hora de la noche, desarrollando esta actividad de lunes a domingo, donde el imputado restringía su desplazamiento“. 

El Fiscal, instruyó que el imputado correspondiente a un ciudadano chileno mayor de edad, quedara apercibido conforme al artículo 26 del Código Procesal Penal (fijación de domicilio), permaneciendo a la espera de citación por parte del Ministerio Público.

Te puede interesar