Final feliz para odisea de bolivianos temporeros que buscaban retornar a su país y terminaron imputados en Tarapacá

Iquique 18 de junio de 2020 Por Editor
En las últimas horas fueron conducidos en bus hasta el vecino país, tras cumplir cuarentena en Iquique.
BOLIVIANOS

Tras cumplir con todos los condicionamientos judiciales y sanitarios de nuestro país, en las últimas horas retornaron a su país los 9 ciudadanos bolivianos que hace dos semanas fueron detenidos en Huara, bajo la imputación de poner en peligro la salud pública. El grupo trabajaba de temporeros en cosechas del sur chileno, pero al iniciarse la emergencia por la pandemia optó por volver a su país, pero el trayecto de más de 2 mil kilómetros le significó dramas, involuntarias complicaciones legales y hasta verse como víctimas de un presunto delito de estafa.

Los cinco varones y cuatro mujeres superaron el conflicto penal sancionado por el Tribunal de Garantía de Pozo Almonte, aceptando una suspensión condicional del procedimiento por un año, lo que también les significó comprometerse para una donación en dinero al Jardín Infantil “Pampinitos” de esa localidad, a pesar que hasta la zona llegaron casi sin recursos para subsistir. En todo este proceso fueron representados por la Defensoría Regional de Tarapacá.

Los temporeros explicaron que no tenían intenciones de transgredir las normas sanitarias, pero ignoraban las ordenanzas recién dictadas y, además, fueron estafados por personas que les prometieron transporte hasta Bolivia y los dejaron abandonados en Huara, localidad en donde fueron detenidos mientras deambulaban buscando solucionar el trance.

Luego de aceptar la salida alternativa propuesta por el Fiscal del Ministerio Público y aprobada por el Tribunal, debieron seguir un periodo de estricta cuarentena en un recinto hotelero de Iquique. Toda la estada en esta ciudad, a la espera del retorno a su país de origen, fue enfrentada con el apoyo de la dueña del hospedaje y de personas contactadas a través de las redes sociales regionales, junto al Cónsul de Bolivia en Iquique. A tal respaldo se sumó la solidaridad de todos los miembros del equipo de trabajo de la Defensoría Regional de Tarapacá, quienes, encabezados por la Jefa de Estudios Regional y sus colaboradoras, realizaron una campaña de recolección de alimentos, ropa y otros elementos de primera necesidad.

El viaje final del grupo de temporeros hacia su país natal fue coordinado - en comunicación con las autoridades de gobierno, policiales y de salud regionales - por los cónsules bolivianos Héctor Paz Luna y Marcelo Arias de la Vega, quienes se encuentran en la zona para atender la situación que ha afectado a sus conciudadanos con motivo de la pandemia.

El bus que condujo a estas nueve personas fue escoltado por la PDI hasta la frontera, en donde las autoridades del vecino país las internarán por 14 días en el Campamento “Tata Santiago”, que funciona en la localidad de Pisiga Bolívar, a poca distancia del pueblo chileno de Colchane. En Bolivia, esa nueva cuarentena es requisito para los naturales que regresan a su país.

Te puede interesar