Corte de Iquique confirma condena de 15 años de presidio por homicidio calificado en Pozo Almonte

En el aspecto civil, el tribunal acogió la demanda interpuesta y condenó a E.C.T.M., a pagar una indemnización de perjuicios de $35.000.000.

Región 05/06/2024 Editor Editor
xxxx

La Corte de Apelaciones de Iquique rechazó los recursos de nulidad interpuestos por la defensa y la parte querellante, en contra de la sentencia que condenó a E.C.T.B. a la pena de 15 años de presidio efectivo, en calidad de autora del delito consumado de homicidio calificado. Ilícito perpetrado en febrero del año pasado, en la comuna de Pozo Almonte.

En fallo unánime, la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Marilyn Fredes Araya, Andrés Provoste Valenzuela y el abogado (i) Pablo Muñoz Bravo– descartó infracción de ley en la sentencia impugnada, dictada por el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Iquique.

“Los sentenciadores, no hacen sino aplicar correctamente el artículo 69 del Código Penal, que en su texto vigente a la fecha del ilícito que se sanciona (…), dispone que dentro de los límites de cada grado el tribunal determinará la cuantía de la pena en atención al número y entidad de las circunstancias atenuantes y agravantes y a la mayor o menor extensión del mal producido por el delito, teniendo en especial consideración la circunstancia de ser la víctima un menor de 18 años, un adulto mayor, (…)”, establece el fallo en relación al recurso presentado por la defensa.

Sobre el recurso del querellante, el tribunal de alzada resolvió que: “(…) el presente arbitrio será desestimado, en la medida en que no se advierte el incumplimiento a los requisitos de las sentencias contemplados en la ley, ni las infracciones a los principios de la lógica en que el recurso se sostiene”.

“En consecuencia, la sentencia dictada contra E.C.T.M. fue dictada por el Tribunal con estricto apego a derecho y cumpliendo los requisitos exigidos por las normas legales pertinentes, sin que en la decisión se observe los yerros normativos que los recurrentes plantean, razón por la cual ambos recursos serán desestimados”, concluye.

Por tanto, se resuelve que: “SE RECHAZAN los recursos de nulidad deducidos por el Defensor Penal Público, Eduardo Cabrera Blest en favor de la condenada E.C.T.B. y por el abogado querellante, Hans Mundaca Asmussen, en contra de la sentencia de veintisiete de marzo de dos mil veinticuatro, dictada por una sala del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Iquique, y en consecuencia se declara que dicha sentencia no es nula”.

El tribunal de primera instancia dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que alrededor de las 14 horas del viernes 17 de febrero de 2023, E.C.T.M. a bordo del vehículo marca Hyundai, PPU JDHF-24, con la excusa de acudir a firmar un documento notarial para el traspaso de un terreno, concurrió al exterior del Centro de Artes Escénicas de Pozo Almonte, lugar donde se encontró con la víctima, tía de su marido y que presentaba una discapacidad física del 70%, por lo que caminaba con la ayuda de un bastón, y con la que mantenía una relación de confianza y cercanía, y la trasladó hasta un domicilio ubicado en calle Héctor Basualto de la comuna.

Una vez en dicho inmueble, E.C.T.M. con un arma blanca, actuando de forma alevosa, a traición, sobre seguro y aprovechando la discapacidad física de la víctima, le propinó heridas cortopunzantes por la espalda, con compromiso pulmonar y cardíaco, lesiones que la causaron la muerte por una hipovolemia aguda severa.

Posteriormente, E.C.T.M. limpió el lugar e introdujo el cadáver al interior de una maleta, para regresar al sitio alrededor de las 09:55 horas del día siguiente, esta vez a bordo del automóvil marca Mazda, PPU LVTP-89, en el que cargó la maleta con el cuerpo de la víctima, para dirigirse hasta una residencia ubicada en calle Aldunate, donde la lanzó a un pozo séptico, en el cual fue encontrado el cuerpo, posteriormente, por personal de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones.

En el aspecto civil, el tribunal acogió la demanda interpuesta y condenó a E.C.T.M., a pagar una indemnización de perjuicios de $35.000.000 por concepto de daño moral, a hijo de la víctima

Te puede interesar
Lo más visto